Inicio » Noticias

Noticias

Entidades feministas y de ayuda a víctimas urgen un cambio en el sistema educativo para «romper con un modelo patriarcal que solo genera violencia».

15/12/2017

«Para muchas, su primera vez ha sido una agresión sexual, pero no lo saben»

 «Para muchas, su primera vez ha sido una agresión sexual. Pero no lo saben. Han llegado ella por coacción, por un sentimiento de culpa, porque a la mujer se la educa para agradar». Su tono fue el más suave, pero no por ello el menos contundente. Munia Braña, presidenta de Mujeres Jóvenes de Asturias (Mujoas) fue una de las voces participantes en la jornada #Metoo. La organizada por la Universidad de Oviedo, en colaboración con el Instituto Asturiano de la Mujer, para analizar '¿Qué sabemos del abuso sexual contra las mujeres?'.

Y la cita, en la que participaron expertas en salud, docentes de grado de género, criminología o psicología, así como entidades feministas y especializadas en ayuda a víctima sirvió para poner sobre la mesa que se sabe «Muy poco. Se habla de los casos muy graves, pero todavía no se entiende que no es no. Todavía la chica tiene que explicar por qué no quiere», lamentó Marta Fernández, del Frente Feminista Uniovi. «Lo malo es la normalización. De hecho, analizando los cuestionarios que se realizan para saber si eres víctima de acoso sexual en el trabajo vemos que están mal hechos. Se pregunta, directamente, si sufres acoso, sin explicar todas las formas de acoso que existen», aseguró.

Una apreciación que recibió el aplauso no solo de la sala, sino también de la fundadora del Centro de Atención a Víctimas de Agresión Sexual y Maltrato (Cavasym). Mariti Pereira se felicitó de que «personas tan jóvenes», en referencia a Munia Braña y Marta Fernández, «tengan las cosas tan claras. Se ve que, aunque queda mucho por avanzar, algo hemos hecho bien». Como, criticar que se considere un juego «soltar el sujetador a una compañera o hacerle tocamientos. Eso lo vemos en los colegios. Mientras la actitud no cambie, mientras se considere un juego, nada avanzará», insistió Braña.

«El machismo no es genético»

Un cambio en el sistema educativo que también defendieron Ana Fernández, de Astursex, y Noelia Fernández, de ADHOC. Para la primera, «la educación sexual aún es desconocida. No se educa en respeto. En diferenciar el halago de la impertinencia», mientras que la segunda aseguró que «en todos estos años de trabajo nos hemos encontrado a muchas mujeres que han sido víctimas de abusos de sus padres, abuelos, tíos, amigos, maridos...», lamentó.

Porque a las víctimas «les sigue faltando credibilidad», apuntó Pereira y no solo de los hombres. «El machismo no es genético, es fruto de la educación. Y muchas mujeres han sido educadas en machismo», apuntó la profesora del Máster de Género Isabel Carrera. ¿La solución? «Educar en igualdad», apuntó Almudena Cueto, que recordó una vivencia reciente: «Tras una reciente reunión, en la que yo era la única mujer, al despedirnos a uno se le ocurrió decirme 'a esta mocina tan guapa tengo que darle yo dos besos'». No se los dio.

Síguenos en: